Colegio de Contadores de Chile participa en mesa junto a la Dirección de Trabajo para desarrollar un libro electrónico de remuneraciones a nivel nacional


3 de septiembre de 2019

Desde agosto, el Colegio de Contadores de Chile participa en una mesa de trabajo junto a la Dirección del Trabajo y Previred, con el fin de construir una aplicación de libro electrónico de remuneraciones, el cual se implementará a partir de 2020. «La DT nos escribió a partir de las reuniones que hemos sostenido con entidades públicas como la Contraloría General de la República, el ministerio de Economía y el SII, entre otros. Nuestra presencia geográfica, con sedes en todo Chile, los alentó a buscar nuestra colaboración», explica Mónica Pérez, presidenta nacional del Colegio de Contadores de Chile.

Contando con un prototipo del libro, en las siguientes semanas se distribuirá en toda la red del colegio, recopilando comentarios y sugerencias de los colegiados. Se ha planteado una dificultad inicial que radica en que los distintos softwares de remuneraciones existentes deberán actualizarse y adecuarse a los requerimientos planteados por la aplicación que implementará la Dirección del Trabajo.

El formato ideado conversará con Previred y el SII, específicamente con la DJ 1887. Este libro electrónico debería tener obligatoriedad a partir de julio de 2020. En el primer semestre, comenzará una convocatoria voluntaria para probar la plataforma, intentando llegar a cuatro mil contribuyentes. De julio en adelante, eventualmente será obligatorio.

Este libro electrónico permitiría eliminar la DJ 1887 y precargar el F 29 con el impuesto único. Es decir, con esta información el SII poseería toda la base de datos necesaria para presentar un estado financiero; ya tienen las facturas de compra y venta, las boletas de honorarios, los pagos de impuestos y ahora, el libro de remuneraciones, pudiendo emitir un informe sobre las pequeñas y medianas empresas. Hasta ahora, esta información solo era posible obtenerla una vez al año a través de la DJ 1887.

Actualmente, la gran debilidad de la aplicación es su soporte informático, en vista a mantenerse operativo durante la fecha de entrega de la información por parte de los contribuyentes, la cual está aún por definirse. Se barajan como fechas tentativas de carga los días cinco o doce de cada mes. «Como institución, pedimos se descartarán los días 12 y 13 por las obligaciones de los contadores con la declaración de IVA y Previred», indica Pérez.

El portal contaría con una clave única de acceso. Ya están listos los contratos y finiquitos digitales, por ejemplo. Una vez que se tenga la información del libro cargada se podrán generar los finiquitos también en línea, ya que uno de los campos que se deberá llenar en el libro es la fecha de ingreso. Esto permitirá que al digitar el rut del trabajador la DT genere el finiquito de acuerdo a la información entregada. Con esto se evitarán errores en los cálculos. Por lo mismo, hay conversaciones con Previred para determinar cómo se cargará la información correspondiente a la AFC.

Durante los primeros días de octubre, se celebrará una nueva reunión en que se expondrá la retroalimentación sobre el libro entregada por los colegiados a lo largo de Chile.