Hugo Godoy: «El Colegio de Contadores es importante porque entrega herramientas para incorporarse en los nuevos desafíos»

Colegiado desde hace 45 años en el Consejo Regional de Iquique, Hugo Godoy nos cuenta algo de su trayectoria profesional y entrega consejos a los nuevos contadores.


24 de mayo de 2019

¿En qué año ingresó al Colegio de Contadores de Chile?

En 1974.

¿Qué lo animó a incorporarse al colegio?

Tenía referencias positivas. Buscaba una organización que me acogiera como profesional. Eran tiempos tensos en lo político y había que validarse como profesional. Esto me animó y sigo hasta hoy a entera satisfacción.

¿Qué recuerdos tiene de ser parte del Colegio en esa época?

Entonces se participaba activamente. Era muy masivo y se celebraban eventos deportivos, encuentros folclóricos. Fui parte de la formación de un club deportivo y de un grupo folclórico. Éramos el único regional en Chile que contaba con un conjunto folclórico.

¿Tuvo algún puesto dirigencial en el colegio?

Claro, fui tesorero y vicepresidente.

¿Cómo observa la historia reciente del Colegio de Contadores? ¿Qué cosas creen que se han ganado y perdido? ¿Qué echa de menos?

Antes teníamos más importancia desde lo gubernamental. Desde que nos convertimos en asociación gremial perdimos fuerza y categoría. Es una lucha que se sigue dando, en torno a volver a ser un colegio profesional.

Se ha recuperado, eso sí, el aspecto técnico. Tenemos muchas asesorías y mantenemos una relación muy cercana con el SII.

¿Qué recomendaciones les haría a los jóvenes recién egresados que no ven mucho sentido en pertenecer a un colegio profesional?

La principal es que quienes están afuera van quedando desfasados. Por ejmplo, en el caso de la reciente Reforma Tributaria, el Colegio entregó capacitación gratuita a todos sus asociados. Muchos colegas han tirado la esponja porque no han podido entender el tema. Tengo junto a mi hija una oficina contable y nos hemos involucrado mucho en los asuntos recientes, y debo decirle que es muy complejo; puede involucrar altos costos, el aprender a utilizar softwares, recurrir a asesorías. El Colegio de Contadores es importante porque entrega herramientas para incorporarse en los nuevos desafíos, enfrentando las normas y regímenes que imperarán.

¿Por qué cree que el colegio perdió masividad?

Porque se llegó a pensar que no era necesario. Ser parte del colegio era obligatorio desde el punto de vista de la patente municipal, no del SII. Cuando uno presentaba el balance del capital propio municipal debía ir firmado por un contador con el timbre del colegio. Cuando esto ya no fue requisito, cualquier persona -incluso no contadores- podía realizar esta acción.

Hay mucha gente que no pertenece al colegio que ni siquiera cuentan con título y firman como contadores.

Ahora, la fuerza que está tomando el colegio pasa por la capacitación que entrega constantemente. Esto es muy importante ya que después de cuarenta años, con la Reforma Tributaria, la profesión contable cambió todos sus esquemas.

¿Qué le pediría a la directiva actual de la institución?

Les recomendaría que se hagan más presentes en los últimos cursos de las carreras de Contador Auditor, propiciando que los alumnos se incorporen. Potenciar la publicidad como elemento para congregar a más jóvenes.

Seguir ofreciendo charlas técnicas en las sedes de todo el país.