Nery Araya, presidenta del Consejo Regional de Tarapacá: «Nos interesa que los asociados cuenten con una verdadera herramienta de colaboración en su trabajo»


2 de mayo de 2019

¿Cuáles son los principales requerimientos presentados por los contadores de la región de Tarapacá?
Bueno, este es mi segundo período a cargo del regional. Lo primero que visualizamos es la necesidad de capacitación. En base a esto, iniciamos una campaña anual de capacitación para nuestros asociados. Esto nos ha permitido el ingreso de nuevos colegas.

¿Cómo se ha desarrollado este proceso de capacitación?
Lo hemos realizado a través de relatores locales, colegiados, y también hemos recurrido a profesores que vienen a la región a través de INDEP, donde mantenemos un contacto permanente con el consejero Edgardo Ozimica. En cada uno de nuestros cursos, entregamos a los asistentes una encuesta en la que pedimos que nos remitan los requerimientos más inmediatos en cuanto a perfeccionamiento. Gracias a esto, diseñamos un plan de capacitación. Por ejemplo, para el segundo semestre ya tenemos pensados cursos más extensos.

¿Cuál es la relación que tiene el Regional de Tarapacá con las universidades de la zona?
Tenemos una buena relación la que se traduce en convenios vigentes. Nos interesa asistir a las universidades para dar a conocer el rol del Colegio de modo que los jóvenes que estudian la carrera, una vez egresados, accedan ya como colegiados a nuestros beneficios. Se acaba de reactivar, por ejemplo, un convenio con INACAP. En este sentido, se han podido llevar a cabo los planteamientos que diseñamos con respecto a nuestros asociados.

En el caso de las instituciones gubernamentales, ¿cuál es el estatus de la relación existente?
Con el SII desde hace ya varios años tenemos una activa coordinación, con reuniones periódicas que se fijan a principios de cada año. También con la Tesorería tenemos una mesa de trabajo que incluye a diversos organismos de la sociedad civil. De hecho, en mayo celebraremos una capacitación sobre el Servicio de Aduanas. Además, suscribimos hace poco un convenio con la Dirección del Trabajo.

Con respecto a la situación de los colegiados, ¿cómo ha evolucionado la captación de nuevos ingresos con respecto al período anterior?
Nuestro eje de captación es la capacitación. Esto ha sido impulsado por el Consejo Nacional, cuya directiva desde el período de Alejandro Vera apostó por masificar la capacitación. Nosotros hemos reforzado esta estrategia, saliendo hacia la comunidad, mostrando nuestro quehacer, difundiendo el rol del contador en la sociedad.

La capacitación implica entregar herramientas al colegiado, sin lucrar, por lo cual es un servicio a costo mínimo. Nos interesa que los asociados cuenten con una verdadera herramienta de colaboración en su trabajo. Esto nos ha permitido aumentar las membresías año tras año.

¿Cuáles son los objetivos que se ha fijado una vez que haya finalizado su período como presidenta del Consejo Regional de Tarapacá?
Primero, aumentar la membresía lo más posible. Enseguida, que se consolide el Comité de Estudios del Regional.

Otro sueño personal es crear un centro recreativo en una localidad cercana de Iquique que no solo sea un servicio para los colegiados de la zona sino de todo el país.