Agenda de Género Covid-19


14 de agosto de 2020

La crisis sanitaria actual reviste una gran complejidad. No sólo en si misma sino también porque se entremezcla con la crisis social, económica y política que estalló en octubre del 2019 con las movilizaciones contra los abusos y las profundas desigualdades existentes en nuestro país.

La pandemia desatada por el Covid-19 vino a frenar bruscamente las protestas, pero sus causas siguen incluso más presentes hoy que ayer. La crisis sanitaria ha dejado dramáticamente al desnudo el significado doloroso de las desigualdades, porque están siendo los más vulnerables los que están llevando el mayor sufrimiento y costo, entre ellos las mujeres. El distanciamiento social necesario y el teletrabajo no pueden ejercerse en situaciones de hacinamiento extremo, de niños y niñas que necesitan atención, y de falta de comida. Las mujeres, especialmente el alto porcentaje de ellas que son jefas de hogar, son las que más sufren esta situación, a lo que se agrega un dramático incremento en la violencia intrafamiliar. Las mujeres migrantes, entre todas, a su vez, muestran una realidad quizás más dramática, en particular aquellas que están en el país en situación irregular, porque no tienen existencia legal para que les lleguen los apoyos de los municipios y del gobierno.

De allí que las cuarentenas y el autocuidado, chocan con la cruda realidad del hacinamiento, de la precariedad del empleo que afecta a más del 30% de la población, de la falta de ingresos por los despidos masivos, de los problemas de salud endémicos de los sectores más vulnerable, que además habitan en barrios sin una infraestructura urbana adecuada.

Tal como lo ha señalado ONU Mujeres, las consecuencias provocadas por el COVID-19 están recayendo con más fuerza sobre las mujeres, por los efectos socioeconómicos que son más graves para ellas porque, además, impactan precisamente a aquellos sectores donde existe mayor empleo de mujeres, tanto en la economía formal -principalmente turismo, producción de alimentos,
servicios, trabajo- como también el trabajo informal.

En este contexto, la Presidenta del Senado, Senadora Adriana Muñoz, ha convocado a la Mesa de Género COVID 19, a la que invitó a la Diputada Camila Vallejo, Presidenta de la Comisión de Género y a la Diputada Gael Yeomans, Presidenta de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados.

Respondiendo a tal invitación, en la Mesa participan activamente, debatiendo y elaborando contenidos 89 organizaciones e instituciones de la sociedad civil que se han ido sumando durante el transcurso de las semanas.

La Mesa se ha convertido en un canal abierto para las organizaciones con el propósito de elaborar esta Agenda de Género COVID-19 y un proyecto de Ley para enfrentar catástrofes nacionales con enfoque de género, considerando las urgencias en el marco de la crisis sanitaria, económica y humanitaria que afecta al país, mostrando todas las organizaciones una gran capacidad de diálogo,responsabilidad y sentido unitario, con pleno respeto de las diferencias.

Documento:

Agenda de Género Covid-19