Patricio Fuica, presidente del Consejo regional de Los Ríos: «La gente quiere incorporarse al colegio»


31 de mayo de 2019

¿Cuáles son las principales necesidades que expresan los contadores de la región de Los Ríos?

Básicamente, capacitación, ojalá a valores módicos. Ciclos como Me preparo, que son parte de la capacitaciones que nos entrega el Consejo Nacional, ocurren no tan a menudo, por lo mismo requerimos organizar permanentemente cursos de manera local. Es lo que busca el contador al colegiarse. Todos los seminarios y cursos que organizamos poseen costo y si yo como contador pago una licencia que no es barata, pienso que el Colegio de Contadores debe entregarme la capacitación que busco con profesionales de buen nivel. Tenemos buena relación con el SII, por ejemplo, así que distintos dirigentes usamos nuestros contactos para conseguir la presencia de relatores del servicio.

Otra necesidad es contar con instalaciones adecuadas para audiencias masivas. Actualmente, contamos con una sola donde no caben más de cuarenta personas. Hemos ganado terreno y prestigio por lo que una sala de estas dimensiones no es suficiente. La gente quiere incorporarse al colegio. Por lo mismo, aún tenemos que pagar arriendo en universidades y otras instituciones. Nuestra idea es que pronto las capacitaciones puedan realizarse en la sede del colegio en Valdivia.

¿Cuál es el nivel de relación que el Colegio de Contadores de Valdivia tiene con instituciones públicas, tales como el SII, la Dirección de Trabajo?

En orden de frecuencia, se destaca nuestra relación con el SII que está en muy buen pie. En segundo lugar, con la Tesorería y en tercer lugar, la Dirección del Trabajo. Son relaciones de colaboración bastante cercanas. Nos falta una mejor comunicación con la Municipalidad.

¿Qué ocurre con las instituciones de Educación Superior?

En el caso de las universidades también hay una buena relación, especialmente con la Austral con quienes firmamos un convenio de colaboración que se ha traducido, por ejemplo, en celebrar los seminarios de Renta en sus instalaciones. Además, tenemos un convenio con INACAP y el Instituto Comercial de la zona; el 80 % de nuestros colegiados son egresados del Instituto Comercial de Valdivia. No hay que olvidar que muchos de nuestros colegiados provienen de institutos comerciales que, según el caso, pudieron posteriormente continuar estudios universitarios. Allí están nuestras raíces.

¿Cómo ha evolucionado la captación de colegiados?

Sí, cuando asumimos como directiva, hace ya seis años, contábamos con la mitad de los colegiados que tenemos hoy. Cuando asumimos, no llegábamos a sesenta inscritos; hoy, en cambio, contamos con 103.

La estrategia de captación son los cursos y seminarios abiertos que realizamos, a través de los cuales invitamos a los contadores a ser parte de nuestra institución. Es la única forma de captar nuevos colegiados. No sirve de nada citar a reuniones informativas sobre beneficios.

¿Qué ocurre con la captación de profesionales recién egresados de la Educación Superior?

Muy pocos. Participamos en las graduaciones, regalamos incorporaciones, pero no hay un interés masivo; a lo sumo uno o dos al año. Sé de un regional próximo en el cual sí ha sido posible incorporar jóvenes egresados en mayor grado, pero nosotros no hemos sabido lograrlo. Tenemos que ser autocríticos.

¿Qué objetivos desearía haber cumplido una vez que concluya su período como presidente?

Que nuestra sede posea las instalaciones adecuadas a los tiempos actuales. Ahora tenemos problemas de instalaciones eléctricas, también nos amenaza la presencia de termitas; no poseemos estacionamiento. Nuestra ciudad posee un clima muy duro por lo que sería conveniente que los colegiados pudieran estacionarse en la sede del colegiado evitando ante una lluvia mojarse en exceso. Tener también un salón con capacidad para ochenta personas, al menos.

También deseo, sin duda, cerrar mi período con más de 150 colegiados.